Buscando preguntas que resolver

He tomado la decisión de utilizar este espacio para centrarme en definir el set de preguntas e hipótesis de trabajo con las que quiero, más adelante, postular a un doctorado. En adelante voy a direccionar mis lecturas, reflexiones y  escrituras hacia este fin. Comentarios y recomendaciones de insumos para el Plan de Lectura son bienvenidas.

Empecemos.

Pregunta Principal:

  • Cuál es el rol de las élites académicas (intelectuales) en la resultante institucional del Perú?

Sub-preguntas:

  1. Cuál es la definición de élite académica? (T)
  2. Cuál es la resultante institucional del Perú? (Y)
  3. Cuál es el mecanismo de transmisión de las élites académicas en la resultante institucional del Perú (T →Y)?

Sub-pregunta 1: Cuál es la definición de élite académica?

Voy a definir a la élite académica en base a dos criterios: i) la función-objetivo que persigue este grupo de interés; y ii) la dotación de capital humano de los individuos que pertenecen al grupo en cuestión.

Función-objetivo de la élite académico

la-urgencia-por-decir-nosotros
Portocarrero (2015)

Para definir este punto, en principio voy a suscribir la propuesta de Portocarrero (2015) organizándola en las siguientes tres preguntas:

  • Qué persigue la élite académica en una sociedad?

Bajo el supuesto que la élite académica tiene un compromiso con el interés general del  colectivo al que pertenece, este grupo se encarga de definir y difundir un horizonte o visión del país.

La élite académica no solo diseña o construye la visión o el norte de un país, sino que que también traduce esta visión para hacerla visible y legible para el resto de la comunidad. Siempre bajo el supuesto del compromiso con el interés general, un conocimiento encriptado no sirve para el propósito final de un intelectual .

En otros términos, la élite intelectual desarrolla y difunde las actualizaciones del      “software” de una sociedad. Una vez que un software se “instala” y normaliza socialmente, entonces se empieza a pensar en el la siguiente versión y así sucesivamente.

  • Cómo implementa la élite académica este objetivo?

La élite académica esta en permanente intento de subversion del sentido común. El principio que mueve la “caja negra” de producción de la élite académica es el permanente cuestionamiento y señalamiento del status quo.

Bajo este marco, la idea de académicos conservadores es un oxímoron. 

  • Qué recursos utiliza la élite académica para perseguir su objetivo?

Para la definición de la visión del país, la élite académica cuenta con herramientas analíticas que su experiencia y exigente formación les ha proporcionado. Herramientas que les permiten solucionar el problema de identificación de relaciones de causalidad.

Para el “empaquetamiento” y difusión de la visión de país, la élite académica utiliza la persuasión basada en el diálogo y la razón. A nivel más operativo, la élite académica tiene a la escritura como medio de comunicación que permite una elaboración reflexiva y cautelosa.

 

 

Anuncios

Lima es una ciudad de posguerra

Hace más de un año, mi esposa y yo regresamos a Lima luego de dos años en Washington DC. Con el objetivo de tener calidad de vida y consciente de la trunca reforma de transporte, empecé a estimar cuánto me costaría que un taxista me llevara y trajera de mi casa al trabajo. Luego de haber vivido en DC, no estaba dispuesto a aceptar que terceros dispusieran de mis horas-ocio. Mi precio de reserva me lo permitía, así que estaba decidido a cerrar el trato.

No obstante, luego de recordar mis vicisitudes universitarias en la línea “Machu Picchu” y luego en la mítica “Daewoo”, me di cuenta que si bien el algoritmo era sensato y válido, lo cierto es que sentía que también era una manera de desvincularme de mi gente; desvincularme de mi ciudad y pasar a contemplarla desde el cómodo asiento de un taxi. En ese momento el trato no se cerró.

Empecé a felicitar y a agradecer al conductor de coaster cuando utilizaba los paraderos, pero también discutía y me bajaba de los carros de pura impotencia. Tenía días hermosos cuándo  encontraba a choferes que daban ganas de abrazarlos e incluso llorar. Resistí. Resistí solitariamente por unos meses, pero luego abdiqué. Hoy utilizo los servicios de aplicativos móviles para el transporte. 

Hemos desarrollado arreglos institucionales informales que hacen que nuestro viaje sea lo menos eficiente y placentero posible. Respirar” en un bus en Lima es ficción. El modelo de transporte en Lima es un ejemplo extremo de lo que no se debería hacer; es el anti-ejemplo de libro de texto.

Siempre que veo el desorden se me vienen 2 preguntas a la cabeza:

  1. Por qué?
  2. Cuál es el la pérdida de bienestar de la ciudad por este desorden? (i.e. cuántas horas de creatividad, productividad y sobre todo ocio estamos perdiendo por este equilibrio?)

Con respecto a la primera pregunta, he estado indagando hipótesis de trabajo a partir de un enfoque institucional, pero el visceral libro: “No soy tu Cholo” de Marco Avilés contiene una hipótesis de trabajo que me ha dejado en shock: Lima es una ciudad de posguerra.

download
Visceral y frontal.

Avilés señala lo siguiente:

Pensemos en el cuarentón de la camioneta y en los cuarentones y cincuentones que dirigen las familias, las empresas el país. Son los jóvenes que durante la guerra vivían encerrados en casa mientras afuera las bombas estallaban y los terroristas y militares mataban y secuestraban. No iban a fiestas ni discotecas. Sus padres nos lo llevaban de vacaciones al Cusco. Esa manera de vivir y sobrevivir formó una generación (…)

Veinte años después, cuando la paz es esto que vivimos, aquella generación está en el poder, en el Gobierno, en las empresas, a la cabeza de sus propias familias. Quieren darle a sus hijos la seguridad que ellos nunca tuvieron, y a cualquier precio. Sienten el derecho de tomar lo que antes le fue negado. Y lo hacen con ese mismo frenesí de los niños que salen al recreo después de haber pasado mucho tiempo castigados y encerrados. Quizá la experiencia les susurra que la libertad, será breve, pasajera. Que deben conseguirlo todo para hoy. Porque el mañana en Lima no existe.

(…) E imponen un ritmo de fin de mundo en la ciudad. Hay que comprenden de dónde vienen. Esta es su posguerra

 

 

Proyecto Instituciones

Supuesto: Los seres humanos operamos guiados principalmente por nuestro sistema 2:  nuestras acciones responden a nuestras emociones; somos reactivos  e inerciales en vez de propositivos; no solo tomamos decisiones con información incompleta, sino que incluso casi nunca elaboramos nuestro árbol de decisiones con la información disponible.

Bajo este supuesto resulta crucial entender cuál es el default option en nuestro entorno social, cómo se originó, por qué se sostiene y cuáles son sus consecuencias. Voy a definir a las instituciones como este default option socialPor lo tanto tener un marco teórico consistente acerca de las instituciones equivale a tener un marco referencial igual o más potente que el de la Escuela Neoclásica: nos permite explicar las decisiones que “toman” los individuos y las organizaciones dentro de una sociedad.

El qué?

Para explicar el concepto de default option, voy a utilizar el genial primer capítulo: Who’s in Charge? del libro: The Company of Strangers: A Natural History of Economic Life del más genial Paul Sealbright.  Sealbright plantea el concepto de tunnel vision:

By “tunnel vision” I mean the capacity to play one’s part in the great complex enterprise of creating the prosperity of a modern society without knowing or necessarily caring very much about the overall outcome.

descarga
Imprescindible.

Para Sealbright, nuestras actividades son parte de una red y podemos operar funcionalmente a la red si ajustamos nuestra conducta a la de nuestros vecinos y viceversa. Algo así como Matrix. Estamos “entrenados” para estandarizar nuestras transacciones y reducir desviaciones que nos hagan salir de la trayectoria del equilibrio.

Sealbright es más incisivo y plantea que la sociedad moderna necesita del “tunnel visión”, pero que a la vez éste es peligroso. Exquisito. A nivel macro, el tunnel visión permite que la sociedad moderna opere de manera eficiente ya que se ahorra el tiempo y los recursos para relevar y evaluar información para el cierre de una transacción que se traduce en la cobertura de una necesidad o la solución de un problema: se optimiza el bienestar social Pero, por otro lado, a nivel micro, el tunnel visión despersonaliza al ser humano y le quita poder de (auto) control y decisión.

Palabras más, palabras menos, cuando leí el concepto de tunnel visión de Sealbright, lo primero que me vino a la mente es: “éste el concepto de  default option y de instituciones que estaba buscando”.

 

Conocernos es otra forma de aproximarnos.

“Los tecnócratas son personas que quieren mucho a su país, pero desconfían de su gente” Alberto Vergara

Arguedas.jpg

Acabo de regresar de regresar de mi primer viaje al interior del país como miembro de una oficina del Estado. La principal reflexión que se me viene a la cabeza es lo poco que conozco a mi país, pero sobre todo lo muy poco que conozco a la gente de mi país. La asimetría de información es monumental.

Me he dado cuenta que he pasado demasiado tiempo revisando la Encuesta Nacional de Hogares (ENAHO) y auto convenciéndome y tratando de convencer a terceros que las matrices de datos y una sólida micro fundamentación son condiciones necesarias y suficientes para inferir ciertos patrones conductuales que -además- sirvan de insumo para el diseño de políticas públicas. Durante mucho tiempo, he estado practicando un tipo de  exégesis y de diseño de profecías auto cumplidas (confirmation bias) en base a las  encuestas de hogares.

Las bases de datos y el framework económico importan, pero no pueden considerarse como condiciones necesarias y suficientes para entender un país tan hermosamente heterogéneo como el nuestro. Porque es cierto, nuestro país goza de una espléndida varianza en su geografía física;  en sus sistemas de creencias y en sus algoritmos institucionales. Creo que esta varianza es fascinante porque abre una espiral de preguntas que son el acicate para cualquier investigador social. En línea con Ravallion (2001), la varianza en nuestro país nos empuja a ver más allá de la media.

Así que si tienen la oportunidad, les recomiendo un viajecito para conocernos más entre peruanos y derribar esas paredes mentales que no nos permiten tender puentes de confianza entre nosotros. Porque al final del día, la confianza en una sociedad no lo es todo, pero lo es casi todo. Llego la hora de dejar sin piso a la cita de Vergara con la que inicié este pequeño post.

PD. Nos vemos en la marcha de mañana:#NI UNA MENOS